Selecciona una inicial para ver las entradas correspondientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P R S T U V W Z

Traducción

Definición:

El uso de la traducción en la enseñanza de segundas lenguas fue propuesto de modo explícito a mediados del siglo XIX por parte del método de la gramática y la traducción, que abogaba por la enseñanza explícita de reglas gramaticales y vocabulario, que luego practicaban los estudiantes por medio de la traducción de oraciones aisladas. A partir del método directo, casi todos los enfoques de enseñanza de lenguas han criticado su uso por diversos motivos: la falta de atención a la lengua hablada en contextos naturales, el fomento de ideas falsas sobre las equivalencias entre la primera lengua y la lengua meta, el refuerzo que se produce de la transferencia de la primera lengua y la consiguiente disminución en el ritmo de adquisición de destrezas propias del hablante nativo. No obstante, incluso las voces más críticas sobre la relevancia de la traducción en la enseñanza de lenguas extranjeras inciden hoy en día en su naturaleza cognitiva, reconociendo su importancia como una ayuda o herramienta más para el aprendizaje, como un medio útil de evaluación y una destreza valiosa en sí misma.

Duff (1989) resume así las principales razones por las que se deben introducir ejercicios de traducción en las clases de lengua extranjera:

  1. la traducción es una actividad natural y común con la que fácilmente nos encontramos en la vida diaria fuera del aula;
  2. es necesario aprender a comunicarse en las dos direcciones, es decir, de la lengua origen a la lengua meta, y viceversa;
  3. el material que se utiliza en las actividades de traducción es un material auténtico, es decir, no es artificial ni ha sido previamente simplificado o adaptado por razones pedagógicas;
  4. la traducción nos ayuda a comprender mejor la influencia de la L1 sobre la L2; además, a través de la traducción se puede aprender mucho sobre el funcionamiento de la propia L1;
  5. la traducción es una actividad muy útil desde el punto de vista del aprendizaje, ya que fomenta la discusión y especulación, permite seleccionar aquellos aspectos o áreas lingüísticas con los que el alumno tiene mayores dificultades y, por último, desarrolla tres propiedades que son esenciales para el aprendizaje de lenguas extranjeras: flexibilidad (existe más de una posible traducción para un texto concreto), exactitud (el texto meta debe ser lo más fiel posible al texto origen), y claridad (es preciso ser lo más claro posible en la expresión de los significados).
Entradas relacionadas: 
Bibliografía: 

Cook, G. 2010. Translation in Language Teaching. Oxford: Oxford University Press.

Duff, A. 1989. Translation. A Resource Book for Teachers. Oxford: Oxford University Press.

Howatt, A. 1984. A History of English Language Teaching. Oxford: Oxford University Press.

Palacios Martínez, I. M. & Seoane Posse, E. 2000. Aprendiendo y enseñando a traducir. Learning and Teaching to Translate. Aprendendo e ensinando a traducir. Santiago: Universidade de Santiago.

Stern, H. 1992. Issues and Options in Language Teaching. Oxford: Oxford University Press.

Correspondencia en otros idiomas:
Galego: 
Tradución
Inglés: 
Translation
Francés: 
Traduction
Alemán: 
Übersetzung
Italiano: 
Traduzione
Portugués: 
Tradução
Entrada anterior / siguiente:

Cómo citar esta página

Palacios Martínez, Ignacio (dir.), Rosa Alonso Alonso, Mario Cal Varela, Yolanda Calvo Benzies, Francisco Xabier Fernández Polo, Lidia Gómez García, Paula López Rúa, Yonay Rodríguez Rodríguez & José Ramón Varela Pérez. 2019. Diccionario electrónico de enseñanza y aprendizaje de lenguas. (Disponible en línea en https://www.dicenlen.eu/es/diccionario/entradas/traduccion, con fecha de acceso 14/12/2019).