Selecciona una inicial para ver las entradas correspondientes:
A B C D E F G H I J K L M N O P R S T U V W Z

Modelo de competición

Definición:

Modelo o teoría lingüística de aprendizaje de segundas lenguas de tipo funcional, propuesto por Bates, Pleh y MacWhinney (1982), y MacWhinney (1987), en el que las formas de las lenguas naturales están al servicio de las funciones comunicativas. El aprendizaje de la lengua es considerado como algo dinámico, más que como un procesamiento de carácter estático, tal como ocurría en el caso de la gramática universal. El descubrimiento de la forma-función de los patrones gramaticales de la segunda lengua constituye el objetivo fundamental del aprendizaje.

Según este modelo, las lenguas muestran mecanismos distintos o grados diferentes de “fuerza” en los patrones gramaticales. Así, por ejemplo, la función de agente o sujeto puede aparecer marcada de modos distintos en las distintas lenguas. Puede ser a través de:

  1. Orden de palabras. En lenguas como el inglés, el francés o el español, el sujeto generalmente ocupa la posición inicial, mientras que en otras como el árabe se sitúa entre el objeto y el verbo, y en otras incluso en posición final.
  2. Concordancia. La concordancia verbo-sujeto es primordial en lenguas como el holandés.
  3. Caso. El inglés o el español distinguen entre pronombres sujeto y objeto mientras otras no lo hacen.
  4. Naturaleza animada. En algunos casos como en el japonés, el sujeto siempre tiene que ser una persona o un ser animado mientras que no puede desempeñar la función de sujeto algo inanimado.

Tal y como se puede apreciar, las lenguas utilizan diversos mecanismos o formas para marcar una misma función, y estos no son igualmente importantes y relevantes en todas ellas. Al contrario, la “competición” que se ha suscitado entre ellos se resuelve de forma diversa en los distintos sistemas lingüísticos, tal como acabamos de ver. Aprender a procesar una segunda lengua significará entonces ajustar el peso de cada uno de estos mecanismos de la L1 a la L2. Aunque aparentemente pueda pensarse que la manifestación externa de estos pueda ser similar en las dos lenguas, en el fondo pueden llegar a ser muy distintos hasta el punto que, en ocasiones, el procesamiento de la L2 pudiera repercutir sensiblemente en la propia asimilación de la L1.

Entradas relacionadas: 
Bibliografía: 

Bates, E., Pleh, C. & MacWhinney, B. 1982. "Functionalist Approaches to Grammar", in Warner, E. & Gleitman, L. (eds.). Language Acquisition: The State of the Art. New York: Cambridge University Press, pp. 173-218.

Cook, V. J. 2001. Second Language Learning and Language Teaching. London: Edward Arnold.

MacWhinney, B. 1987. “Applying the Competition Model to Bilingualism”. Applied Psycholinguistics 8: 315- 327.

Correspondencia en otros idiomas:
Galego: 
Modelo de competición
Inglés: 
Competition model
Francés: 
Modèle de compétition
Alemán: 
Konkurrenzmodell
Italiano: 
Modello basato sulla competizione
Polaco: 
Model konkurencji
Portugués: 
Modelo de competição
Ruso: 
Модель конкуренции
Entrada anterior / siguiente:

Cómo citar esta página

Palacios Martínez, Ignacio (dir.), Rosa Alonso Alonso, Mario Cal Varela, Yolanda Calvo Benzies, Francisco Xabier Fernández Polo, Lidia Gómez García, Paula López Rúa, Yonay Rodríguez Rodríguez & José Ramón Varela Pérez. 2019. Diccionario electrónico de enseñanza y aprendizaje de lenguas. (Disponible en línea en https://www.dicenlen.eu/es/diccionario/entradas/modelo-competicion, con fecha de acceso 20/06/2021).